Lost (2004), todo lo que aprendimos

Posted on mayo 23, 2011

0


Lost-Final-Scene

Lost. Esa serie que desató la fiebre de las series. La que reescribió la forma de ver televisión. La primera serie fenómeno mundial gracias a Internet.

Con Lost aprendimos lo que era un cliffhanger, un flashback, un filler, la diferencia entre “series procedimentales tipo CSI” y “series con continuidad tipo Lost”. Con Lost seguimos las audiencias americanas por primera vez, y aprendimos que en los USA, el productor es más importante que el director.

También conocimos la Comic Con, los subtítulos (y más que los subtítulos, el proceso de subtitulado). Entendimos rápidamente que en una producción Disney, los actores tienen que predicar dentro y fuera del producto si no quieren ser brutalmente asesinados.

Con Lost aprendimos que los monstruos no son monstruos, y las islas no son islas. Que la gente guapa viaja en Oceanic Airlines. Que el malo es más querido que el bueno, y que la guapa es más lista que el listo, aunque más fea que la tonta.

Aprendimos que cada uno veía una serie. Que en cada conversación “mi teoría es…” significaba saltar al vacío en las elucubraciones. Que nadie acertó. Que todos acertamos.

Con Lost aprendimos que jamás habrá otro Lost. Que desde entonces ha habido series mucho mejores, pero ninguna como ella.

Posted in: Uncategorized