Y el resto (TOP 10 ESTRENOS DE SERIES 2011)

Posted on diciembre 31, 2011

1


remedios-cervantes$598x0


Como al final el Panettone me ha dado mucho ardor de estómago, y mucha pereza, para dedicar una entrada a cada uno de los estrenos del año, he decidido hacer una única entrada con los 9 estrenos del año 2011. Ahí va.

9. PAN AM

Prometía ser un extraño experimento entre Mad Men y Anatomía de Grey en el aire. Y eso es lo que fue. Vaya, no. Fue un poco mejor. Los primeros episodios de Pan Am estaban bien. Tenían un encanto y un misterio ( esos cromas oníricos), personalizado en el personaje de Colette, que no parecían encajar demasiado con el conjunto de la serie. ¿Iba a ser un culebrón? ¿Iba a ser un procedimental? ¿Apuntaba alto a lo The Good Wife? Sea como sea, cuando la serie empezó a encarrilarse y a dar algunos muy buenos episodios, se anunció su más que probable y prematuro fin. No me alegro, pero tampoco me da mucha pena que acabe.

¿Merece la pena verla? Pues… realmente no. Aunque es muy tierna y cada capítulo es un destino distinto, y siempre nos gusta viajar.

8. American Horror Story

La promoción más bizarra que ha dado la televisión concluyó en el estreno de un capítulo piloto casi perfecto. Un drama lleno de despropósitos, mariconadas, algún que otro susto y muchísimo morbo. Los primeros episodios atrapan al espectador y le dejan, siempre, con ganas de más. Sin embargo, hacia el tramo final de la primera temporada, el factor sorpresa de la serie juega en su contra, y el método del “todo vale” termina por aburrirnos. Ni siquiera reflota con esas grandes sorpresas finales. Veré el primero de la segunda temporada, por si la cosa mejora, pero es algo casi imposible.

¿Merece la pena verla?  Aunque sea por ver de nuevo a Frances Conroy y a Jessica Lange, sí. Pero es de Ryan Murphy, que es ese hombre que nos regaló Nip Tuck, Popular y Glee y nos lo arrebató cuando más nos gustaba.

7. The Killing

No es Twin Peaks. Ni ganas. Ni de lejos. A pesar de que en los primeros episodios todo pareciera una versión realista, lluviosa y fría del asesinato de Laura Palmer (banda sonora incluida). El piloto es una joya, pero el primer tramo de la temporada es bastante insulso. Todo parece demasiado utilizado ya. La ambientación y la fantástica interpretación de Mireille Enos no pueden competir contra los clichés del thriller del whodunit, que en los 90 disfrutaron de tantísmo éxito. Pero, los últimos 4 episodios son una delicia, siendo el mejor capítulo de toda la serie aquel que no se centra en la búsqueda de Rosie Larsson. Yo soy de los que están a favor del final, a pesar de que, obviamente, es un salvavidas chusco que te cagas para la segunda temporada.

¿Merece la pena verla? Sí. Puede resultar algo tediosa en ciertos momentos, pero el tramo final es la recompensa. Y Mireille Enos también.

6. The Hour

Otra rara avis de la mano de la BBC. Dominic West, mítico McNulty de The Wire, se enfunda un traje para presentar en blanco y negro un programa de actualidad política llamado The Hour. No tiene nada que ver con Mad Men, a pesar de las comparaciones. Esta maravilla de 6 episodios contiene una conspiración que recuerdan a la estupenda Rubicon, y una localización televisiva digna del mejor Sidney Lumet. A destacar algunos giros loquísimos de guión y, por encima de todas las cosas, el personaje de Lix Storm. Uno de esos personajes que sólo apareciendo en pantalla te muestra todo su pasado. Atención también al pequeño papel de Oona Chaplin, hermosa nieta de Charles Chaplin, a la que veremos en la segunda temporada de Juego de Tronos.

 

¿Merce la pena verla? Mucho. Es cortita, con lo cual da menos pereza, y tiene una conspiración internacional. ¡Muy de espías en traje!

 

5. Shameless (US)

No he visto la versión británica. Ni ganas. Pero lo que disfruté hace ya casi un año con esta demencial familia, no está escrito. Esa combinación terrible de humor macarra y drama social, es algo que, lógicamente, sólo puede venir de UK. Pero me quedo con las actrices y actores americanos, que son más guapos. Merece verla sólo por Debbie, y el secuestro de la anciana.

¿Merece la pena verla? Totalmente. Hay un adolescente gay militar, una madre camionera, una cuarentona agorafóbica sadomasoquista y una vecina que plancha en tetas delante de una webcam.

4. Crematorio

Apuntaba maneras, y las cumplió. Crematorio no es Los Soprano, pero tiene los ingredientes suficientes para desmarcarse sin problema de cualquier producción jamás hecha en España. Incluyo Vientos de Agua. La interpretación de Pepe Sancho (claro, ¡es Pepe Sancho!) le da toda la fuerza que a veces, e inevitablemente, no encontramos en gran parte del reparto. Lo mejor de Crematorio es que es la primera serie que no se ha hecho para que la vea toda la familia mientras cena. Lástima que fuera tan corta. Un par de temporadas más y habría hecho historia.

¿Merece la pena verla? Si , si crees que era necesario una serie sobre la corrupción en España. O si eres de los que dice en las cenas familiares que 7 vidas es la mejor serie española de la historia. Necesitas actualizar tu background televisivo, chato.

3.  Bueno, el Top 3 lo dejo para mañana. Sed buenos y vomitad mucho. ¡Chao!

Posted in: Uncategorized